¿Hola? ¿Hay alguien por el barrio? ¿Participación?

Dese hace 8 meses que tambaleó nuestras vidas el famoso E-S-T-A-D-O D-E- A-L-A-R-M-A todo ha cambiado y no para bien. La gente sale menos y no quiere oír ni hablar de eso de la participación en comunidad, el barrio ya no es lo que era.

La dinamización comunitaria es compleja y ardua sobre todo durante la fase de captación pero es que preguntémonos, ¿participas en tu barrio? ¿a quien le apetece implicarse con los vecinos o su comunidad? ¿asistir a reuniones? ni pensarlo. Si a todo eso le sumamos que seguimos con restricciones, apaga y vámonos.

Aquí, donde yo trabajo, nos empezamos a platear otras formas de actuar. El método que antes usábamos no funciona y si la montaña no va a Mahoma, Mahoma tendrá que ir a la montaña. Nos encontramos con negativas para las propuestas que hacemos para el barrio así que nos toca repensar otras maneras para llegar a la población y luchar para no perder esta labor tan bonita del trabajo comunitario en la que a través de actividades, el asociacionismo y la colaboración en red se puede y de hecho se MEJORA tanto nuestro barrio como nuestras vidas.

Quizás este zarandeo nos sirve para darle otra vuelta de hoja y modificar actuaciones que hacíamos casi por inercia y tampoco es que tuvieran tantísima repercusión, quizás no, estoy segura que sí.

Te invito a que si tú también trabajas el tema de la dinamización comunitaria aportes tus ideas y así podemos compartir.