Grito tanto que ya no puedo más,

a veces es en secreto y hasta suspirar.

Grito lastimoso que me hace morir,

pero nadie esucha mi sentir.

Todo son gritos dentro de mí,

hasta que me dejen vivir.

Grito que puede ser el despertar,

pero sé que nunca llegaré a alcanzar.