Nos rodea la sangre roja sobre el agua, 

estamos aislados en un mundo sin fin,

Miramos con ojos grandes como la luna

no puedo, me lleváis con vosotros sin pensar. 

Mundo asqueroso que aísla de todo

mundo irreal mal construido por nosotros

mundo sangriento como son los diablos

                Maligno que no nos deja ser.

No, no nos dejas pensar con tus luces

no nos dejas cavilar planes bonitos

no nos dejas crear hermosuras contigo 

       Dejas hacer nada. 

Me voy a ir de ti, la luna va a someterme

la luna va a ser de todos por un día

la luna nos dejará muertos 

Pero tranquilos. 

Es como jugar un partido de tenis mentalmente. La mente lanza la pelota por encima de la red y te dirá «eh, no tengo ganas», tu misión consiste en devolverla SIEMPRE.

Detling