Sí, a veces los deseos se cumplen y….. voilà….¡NUEVAS ELECCIONES! Serán las cuartas elecciones generales que nos comemos en los últimos cuatro años, que se lo cuenten a presidentes y vocales que las vivirán de nuevo muy muy de cerca.

Y sí, todos pensamos ¿tan difícil es ponerse de acuerdo? o «yo también trabajo con gente que no me gusta, pero es trabajo» o «si les quitáramos el sueldo verías que pronto se ponen de acuerdo»; esta última es mi favorita.

El caso a pesar de todo es que nos vemos volcados de nuevo a votar , es un rollo por supuesto pero pensad que también es una segunda oportunidad. Una segunda vez que nos puede servir (sobre todo a servidora) para cambiar y repensar porqué no han sido capaces de llegar a un acuerdo con tanto tiempo de por medio. Otra oportunidad para que nos pique la curiosidad sobre el resto de partidos políticos y tengamos sed de conocimiento sobre el resto para conocer, ya que sin conocer el resto, nuestra opinión será muy limitada.

A mi me gusta pensar que ha sido imposible dialogar, hemos querido juntar fuego y agua y ha sido imposible. Como podéis ver tengo mucha paciencia e intento buscar porqués, pero os repito familia tenemos que intentar mirar el lado positivo y poder realizar una reflexión sobre este «Bis»; cuando en el primer paso para formar un gobierno no avanzamos, poco avanzaremos cuando sean temas «de estado».

Nos vemos en las urnas lectores.